Por @latino.romano

Los dos niños miraban ansiosos el hoyo en el piso. Ambos arrodillados uno frente al otro intentaban sacar algo de el.

—¡Usa el palo, usa el palo! —decía el mayor de los dos.

—¡El palo no sirve para eso! —replicaba su hermano golpeando el suelo.

Sus cabellos llenos de tierra y sus espaldas totalmente enlodadas no los frenaban en su intento de sacar aquel objeto del hoyo. Descalzos, caminaban por los alrededores buscando cualquier cosa que les sirviera para excavar o para sujetar su preciado tesoro.

Vez tras vez introducían sus brazos hasta sentir el suelo con su rostro pero no lograban recuperar lo que estaba en el fondo del agujero.

Llevaban horas intentándolo. Las sombras del mangal evitaban que se agotaran. Las aves y los monos que colgaban de las ramas miraban con interés el espectáculo de los niños. Todos tenían curiosidad por saber que había en ese hoyo, que tan ocupados mantenía a los pequeños.

La gente pasaba y los miraba con inquietud, muchos curiosos se acercaban a preguntar, pero ellos se mantenían absortos en su tarea.

Una niña se les acercó, y dándoles una palmadita en la cabeza les preguntó:

—¿Qué quieren sacar de ese hueco?

Ambos niños la miraron extrañados, se miraron uno a otro y respondieron al mismo tiempo:

—¡Un mango!.

—¿Un mango? Pero si hay mangos por todas partes —señaló la niña.

—Los pequeños miraron a su alrededor y se asombraron al ver la alfombra rojiamarilla que adornaba el suelo.

—¡Hace rato no había nada aquí! Solo había un mango caído y se metió por este hueco —indicó el niño mayor.

Rápidamente comenzaron a recoger mangos por todo el lugar y se llenaron los bolsillos cuanto pudieron. Entonces se fueron los dos, descalzos, con las espaldas y el cabello llenos de tierra, cargando una buena cantidad de la deliciosa fruta.

Hoy quiero recomendar a una escritora que nos presenta un poema fresco y sencillo, uno que nos invita a pensar para entender sus sentimientos. Disfruten leyendo a:

 

@gracielabarbulo

 

¿Quién me entiende?

 


 

Las imágenes son propias, de colaboradores o cortesía de Pixabay.com autorizando su uso al autor del blog @latino.romano bajo licencia CC0. Puedes hacer click en la imagen para ver su fuente. Si te ha gustado, no dudes en compartirlo y apoyar al escritor.

Categories:

Comments are closed

“We may not all be on the same page, but we can all read from the same book.” – @thehive
The Alliance on Twitter!
Sorry, that page does not exist.
Archives