Por @latino.romano

Golpecitos suaves llegaban a su cabeza. Caricia bondadosa de su propio puño. Toca la puerta de su mente para que abra y de entrada al saber y a los conocimientos.

La ventana era testigo del encuentro entre ambos mundos. La oscuridad de pensamiento y el brillo de la sabiduría. Un haz de luz iluminaba los libros sobre los que posa sus ojos, calculando el valor de los símbolos.

”Tres por siete, tres por ocho, tres por nueve” Un golpecito y luego otro, un par de caricias sobre su frente. “Cuatro por cinco, cuatro por seis” Mirad el reloj y no desesperéis. El tiempo pasará sin remedio, las agujas señalan números constantemente. Toma tiempo recitar la estrofa, “cuatro por siete, cuatro por ocho” repetir la canción la grabará en tu mente.

Maestro sobrio es el libro, sus hojas son recuerdos de pupilos de antaño. Guardián es del valioso saber, que transmite fielmente de año en año. Con autoridad silenciosa imparte lecciones sin regaños.

Avanzan números, desfilan por la habitación. Números y cálculos en perfecta formación. Ordenados si hay calma, desperdigados si hay confusión. El reloj sigue triunfante su marcha, el estudiante sigue en su sillón. Un golpecito y luego otro da a su propia cabeza, trata de aprender la canción.

El gato mira curioso, ronronea en la habitación. De un salto sube a la mesa ¿Quiere estudiar la lección? Busca frotar su cabeza pidiendo algo de atención. El viento sopla sobre el maestro, sus hojas dan un sacudón. “Michu” dice el niño mirando al pequeño juguetón.

Historia, geografía y ciencias son sus maestras también. Hoy es el turno de los números, debe aprenderlos bien. Le espera una recompensa si el poema puede cantar. “Cinco por dos, cinco por tres” Su madre se ha puesto a hornear, un rico pastel de vainilla que le encantará saborear.

Llega el final de la clase, el maestro termina la lección. Adiós Sol… hola Luna, ha terminado la tarde, se oye el final de la canción. Ahora bajará a la cocina a comer pastel sabor a ilusión.

Hoy quiero recomendarles una lectura especial, se trata de una reflexión interesante que nos invita a pensar en qué haríamos si no tuviéramos miedo. Disfruten leyendo a:

 

@gracielabarbulo

 

¿Lo puedes imaginar?

 


 

Las imágenes son propias, de colaboradores o cortesía de Pixabay.com autorizando su uso al autor del blog @latino.romano bajo licencia CC0. Puedes hacer click en la imagen para ver su fuente. Si te ha gustado, no dudes en compartirlo y apoyar al escritor.

Categories:

Comments are closed

“We may not all be on the same page, but we can all read from the same book.” – @thehive
The Alliance on Twitter!
Sorry, that page does not exist.
Archives