Por @latino.romano

—No veo cuál es el problema —dijo quitándose las gafas agotado.

—Todo parece normal, no se aprecia ninguna interferencia en el funcionamiento de los sistemas —agregó la esposa sosteniéndole una lámpara para iluminarlo.

—Pero aun así debe estar ocurriendo algo, algo que no estamos tomando en cuenta —indicó su esposo frotándose el cabello.

Llevaban un par de horas tratando de resolver el problema, la acostumbrada alarma no dejaba de sonar, y francamente se les acababa la paciencia. Tenían a mano un manual básico de operaciones, pero las ideas se les agotaban y la desesperación tomaba el lugar de la calma.

—¿Segura que agregaste suficiente material de preservación?

—Vacié los dos tanques contenedores hace media hora?

—¿Qué hay de la cámara de expulsión de gases? Quizá la presión esté causando el problema —sugirió el esposo.

—No lo creo, me aseguré de hacer la purga apropiadamente. Además ya había comenzado la alerta antes de ese procedimiento —aseguró la esposa.

Los años de práctica de ingeniería y los dos doctorados que ostentaban, no los habían preparado para un evento como este.

—Me niego a este curso de acción, pero quizá tengamos que solicitar ayuda a alguien con más experiencia en estos casos —dijo el esposo cabizbajo, visiblemente vencido por el cansancio.

La esposa lo miró con temor, sabiendo las repercusiones de aquella maniobra que sugería.

—¿Te refieres a que llame a mi madre? —preguntó inquieta la esposa.

—Sí, exactamente —dijo el marido.

La suegra llegó casi de inmediato, al entrar, el llanto del bebe era patente. Lo tomó en brazos, le quitó la ropa calurosa, y le dio un buen baño con agua fresca. Finalmente lo acurrucó en sus brazos y le cantó una canción mientras lo mecía para que durmiera.

La paz volvió a aquel hogar, los esposos se miraban apenados, pero agradecidos por la ayuda. La abuela puso al niño en su cuna, y dijo a los padres con tono muy seguro:

—La próxima vez no tarden tanto en llamarme, ya saben que este servicio lo presto gratis.

Los padres respondieron al unísono con un “sí, lo sabemos”…


 

Las imágenes son propias, de colaboradores o cortesía de Pixabay.com autorizando su uso al autor del blog @latino.romano bajo licencia CC0. Puedes hacer click en la imagen para ver su fuente. Si te ha gustado, no dudes en compartirlo y apoyar al escritor.

Categories:

Comments are closed

“We may not all be on the same page, but we can all read from the same book.” – @thehive
The Alliance on Twitter!
Sorry, that page does not exist.
Archives