Por @latino.romano

—Control, control, aquí Mary Pie 2-0-1 aproximándose al puerto de carga. Altura 500 pies, motores en plena potencia. Iniciando procedimiento de aterrizaje.

—Aquí control, copiado y recibido, autorizado para aterrizaje.

—Control, percibimos una falla en uno de los motores, por ahora solo parece ser una alerta ¿Ustedes lo perciben?.

—Negativo, el panel de control no muestra ninguna anomalía. Hagan una revisión de sistemas.

El piloto no tuvo tiempo de revisar nada, un ruido ensordecedor del lado izquierdo de la nave los sorprendió enormemente. Pronto se inclinaron abruptamente y comenzaron a abajar a mucha velocidad.

—¡Nos caemos control, nos caemos!

—Mary Pie 2-0-1 ¡Estabilicen lateral izquierdo! ¡Compensen con motor derecho!

—¡Imposible control, no responde! ¡Impacto inminente!

La nave terminó estrellándose contra las rocas cerca del puerto. Los encargados del control bajaron los brazos desalentados, era la décima vez que intentaban aterrizar tratando de recuperarse de esa falla. Los pilotos salieron del simulador con rostros cansados. Nadie había fallado tantas veces en esa prueba. Al menos se trataba de un ejercicio y no de la vida real.

Hoy deseo recomendarles un escrito reflexivo que nos invita a pensar en la honestidad. ¿Somos honestos con nosotros mismos?, disfruten leyendo a:

 

@sandykatiuska

 

¿ES FÁCIL SER HONESTO?

 


 

Las imágenes son propias, de colaboradores o cortesía de Pixabay.com autorizando su uso al autor del blog @latino.romano bajo licencia CC0. Puedes hacer click en la imagen para ver su fuente. Si te ha gustado, no dudes en compartirlo y apoyar al escritor.

Categories:

Comments are closed

“We may not all be on the same page, but we can all read from the same book.” – @thehive
The Alliance on Twitter!
Sorry, that page does not exist.
Archives