Por @latino.romano

Cuando leas esta carta sabrás que finalmente he demostrado que mi integridad vale más que las propuestas indecentes y las amenazas de hombres malos.

Me han informado que mi ejecución se efectuará hoy al mediodía. Los últimos meses han sido todo un reto, despertar cada mañana en la misma celda oscura y mal oliente, sin poder asearme ni poder tomar un desayuno. Lo más difícil ha sido no poder darte un beso después de cubrirte con la sábana y acomodar tu muñeca a tu lado para que duermas un poco más.

Quiero que tengas la seguridad de que te amo con toda mi alma, que eres la ilusión de mi vida, la razón por la que no doblegué ante la presión y los golpes constantes. Quiero que sepas y tengas la plena seguridad de que el valor no es una farsa sino una virtud de los que saben y confían en la esperanza.

No sientas temor de ahora en adelante. Si lees esto es que mi ejecución ha sido todo un éxito. Éxito para la rectitud, para la defensa de lo correcto.

Recuerda siempre lo que te decía cuando estaba a tu lado, que no era sabio envolverse en las contiendas de la sociedad, en las peleas sin fin de la gente, en la desgracia provocada por sus propias ambiciones.

Los ideales de un hombre siempre deben ser más elevados que eso. Deben apuntar a la paz, al bienestar verdadero, a la defensa de la verdad.

Por esos ideales me encarcelaron, no por hacer lo malo, sino por negarme a hacer lo incorrecto; por seguir mis principios heredados desde hace mucho.

Cuando leas esta carta, sabrás que valió la pena todo el esfuerzo por educarte con valores. Me imagino, como lo hice durante muchos días, abrazándote a la orilla del mar, frente a nuestra casa. Imagino a tu madre caminando hacia nosotros, uniéndose a nuestros cuerpos cariñosamente. La brisa del atardecer susurra el romper de olas en nuestros oídos, y el Sol, poniéndose en el horizonte, nos toma una foto por ser la familia más hermosa que en sus ocasos haya visto.

Cuando leas esta carta no quiero que llores mi pequeña, quiero que recuerdes que te amo, y te seguiré amando cuando vuelva a despertar.

Hoy quiero recomendarles un escrito reflexivo que nos invita a pensar en la función de nuestras emociones. Una redacción interesante y fresca que seguro les gustará leer.

 

@sandykatiuska

 

Las emociones nos hacen vivir

 


 

Las imágenes son propias, de colaboradores o cortesía de Pixabay.com autorizando su uso al autor del blog @latino.romano bajo licencia CC0. Puedes hacer click en la imagen para ver su fuente. Si te ha gustado, no dudes en compartirlo y apoyar al escritor.

Categories:

Comments are closed

“We may not all be on the same page, but we can all read from the same book.” – @thehive
The Alliance on Twitter!
Sorry, that page does not exist.
Archives